miércoles, 18 de julio de 2012

"ANTES MUERTA, QUE SENCILLA..."

...Decía la canción..., curiosa elección frente a la sencillez.... Parece claro, que si queremos apuntarnos a la vida,¡ y va ser que sí!, vamos a tener que apostar por la sencillez.
Es precisamente esta sencillez, la que nos puede hacer atrevidos, decididos, como la de los niños, que les hace ir más allá de lo evidente, de un simple  y viejo armario;  hasta lograr descubrir a través de él,  lo más profundo de de la vida, donde podemos gozar de nuestras opciones, que pueden dar sentido a nuestra existencia, creando nuevos lazos,antes impensables, ofreciendo esa ayuda tan a tiempo como inesperada.
Somos afortunados por estar entre los más peques, serán precisamente ellos, los que despierten lo mejor de cada uno de nosotros, el cariño, la sensibilidad, la paciencia, la ilusión por los detalles... ¡Pero eso sí!, no sin antes dejarnos guiar por ellos, haciendo un gesto de sencillez, a través de ese armario mágico cargado de "espesos abrigos de  adultos" que apenas nos dejan entrever, ocultando un horizonte totalmente nuevo.
Si de los peques podemos aprender algo, y no me cabe la menor duda, una cosa es la necesidad de despojarnos de todas las barreras y complejos, que nos impiden vivir con profundidad cada momento, ver la realidad con nuevos ojos. Por cada uno de chavales y  por vosotros que los acompañáis, doy gracias a Dios (Mt. 11, 25-27). ¡Feliz día y ánimo!

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario