miércoles, 23 de enero de 2013

HACER PREVALECER EL AMOR

Querido amigo/a:
Quisiera escribirte esta carta amable para compartir contigo esta pequeña convicción. No encuentro tarea más noble, necesaria y urgente que hacer prevalecer el amor. ¿Frente a qué?
Frente al legalismo de quienes ponen las normas y leyes por encima de la persona, su dignidad y su libertad. Hacemos prevalecer el amor cuando vamos más allá de la norma, y nos ponemos en lugar de esa persona, cuando evitamos generalizar y aprendemos a ver la realidad con ojos distintos, cuando nos centramos en el bien común, superando el poder de quienes solo buscan su beneficio.
Frente a la homofobia velada y descarada, de quienes son incapaces de aceptar lo diferente y de reconocer el amor en sus múltiples expresiones, usando la moral a su antojo, como arma arrojadiza. Hacemos prevalecer el amor, cuando ampliamos nuestros horizontes, respetando y valorando a cada uno en su forma de vivir y expresar el amor. Pues a los ojos del Dios de Jesús de Nazaret, todos somos hijos y hermanos, compartiendo un mismo proyecto, pasar  por la vida haciendo el bien. 
Frente a los fundamentalismos religiosos ( o de cualquier otro tipo), que buscan imponer un pensamiento único e instalarnos en el miedo, que nos secuestra la libertad de decidir, de equivocarnos o de aportar. Hacemos prevalecer el amor cuando valoramos las diferentes formas de acercarse a Dios, y compartimos con las diferentes confesiones esa pasión de Dios por un mundo más justo y fraterno.
Frente a la prepotencia de quienes se creen con el derecho de impotener las normas del juego, del capital, del reparto de los bienes centrados en su propio beneficio, hacemos prevalecer el amor denunciando las injusticias, poniendo voz a las víctimas, poniéndonos en favor de los pequeños, de los ninguneados, visibilizando el abrazo de Dios a los últimos, los olvidados, los que no cuentan ni en las estadísticas.
Querido amigo/a, son muchos los que comparten esta convicción de hacer prevalecer el amor y hacen posible que las cosas puedan ser de otra manera. Gracias a cada uno de ellos/as cuyas opciones hacen más habitable este planeta y cuyo testimonio es muy alentador. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario